jueves, 12 de febrero de 2009

Cositas que hay que contar.

Aquí y allá me habréis leido y oido gruñir por motivos como los restaurantes que duplican (o más) el precio de los vinos en tienda y sin perder de vista que los restaurantes no compran a precio de tienda. También por aquellos vinos que a 650 kilómetros de aquí (un madrileño, esté donde esté, siempre dice 'aquí') cuestan la mitad y que incluso cuestan lo mismo o menos en Nueva York que en Europa. Por supuesto también de aquellos vinos españoles que cuestan menos en tiendas europeas que españolas, pues debe ser menos costoso llevarlas a 3000 kilómetros que a 300.

Llegamos por último al servicio de vino por copas. No me refiero sólo a la disponibilidad y diversidad, si no también al precio de la copa de vino, pues en ocasiones parece que la primera copa y media ha de amortizar el precio de la botella completa.

Pues bien os remito a un caso que hay que destacar, máxime con la que está cayendo. Una diversidad de vinos encomiable a unos precios más que destacables y no perdamos de vista que este lugar no está situado en una capital de provincia o en un lugar que se pueda destacar como un centro económico de primer orden. Se encuentra en Ronda, el lugar se llama Enopateca y la persona que se juega los bigotes y los cuartos, Fernando Angulo.

Me parece de justicia destacar casos como este, en los que la idea podrá salir bien o mal, pero sí hay esfuerzo y juzgo en la distancia que ilusión. Me gustaría poder hablar de primera mano, o mejor de primera copa, pero Ronda es obvio que me pilla pelín a trasmano. Aquí podeis ver la lista completa de los Rayas a 20 duros.

Otros esfuerzos análogos nos los cuenta asiduamente Joan Gómez Pallarès y sería un ejemplo L'Ànima del Vi o también recientemente Iñaki Gómez Legorburu nos habló de la tienda que en Logroño regenta Juan Carlos Somalo, llamada Universal de Vinos.

Hoy me apetecía contaros un puñadete de esfuerzos.

Notas:
- La fotografía del solitario farol proviene del site de Ignacio Abalos en Flickr.
- Tuve problemas con el feed y se me habían pasado por alto las actualizaciones del último mes del blog de Weirdo. Si no es por Joan ni me entero.
- Post escrito con el Frenadol corriendo por mis venas...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes de nada felicitarte por tú blog...me parece algo terrenal entre tanta divinidad (y pedantería) de este mundo del vino.

Yo he llegado a ver en algunos restaurantes botellas con un precio 3 veces superior al de en tienda, sobre todo cuando la botella es relativamente barata. Sin ir más lejos, ayer vi en una carta el Martín Berdugo Barrica 2006 (unos 7€) al precio de 22€. Es una locura!!!

J. Gómez Pallarès dijo...

Amigo mío, cambia el frenadol por unas gotas de la Esencia n.4 de Ordóñez, que tan bien glosa Weirdo en su última entrada, y vamos, se te van los males en minutos: aires de la Axarquía combinados con la sabiduría del ya mítico Luis Kracher pueden hacer maravillas!!!
Por lo demás, estoy absolutamente de acuerdo contigo: no me cansaré, como tú, de valorar mucho la calidad, esfuerzo, selección que ofrecen tantas pequeñas (y no tan pequeñas en % de calidad) tiendas en España, que luchan por explicar sus selecciones, por extender la cultura del vino y porque la gente salga un poco de lo que más habitualmente conoce.
Esfuerzos como los que citas son loables per se, pero es que además, en el caso de la Enopateca, la selección (¡que uno puede comprar por internet también!) es apabullantemente interesante y conveniente.
A curarse, pero con un buen moscatel!
Joan

SIBARITASTUR dijo...

ladrones los hay en todos los ambitos, y sino ladrones gente que quiere hacerse rico a costa de los demas, es licito que se haga eso en los restaurantes pero tb es licito mandarlos a tomar viento. Considero que si es restaurante ha de ganar con la comida y menos con el vino y si es vinateria al reves.
Con respecto al vino por copas es algo muy dificil de opinar ya que hay muchos factores a tener en cuenta, l precio de la botella, el consumo de marcas (en algunos casos se pica antes de beberse), las copas, la cantidad...; Estas cosas encarecen el precio por copa, y yo si todo esta en orden no me importa pagarlo.

José Luis Giménez dijo...

Bienvenido/a estimado Anónimo.

Como en bienvenidas previas hemos comentado siempre agradecemos el que se utilice el nombre propio. Cuestión de llamarnos de tú, que siempre facilita las relaciones.

Por otro lado nada que agredecer, que esto lo hacemos por afición. Otra cosilla, no es mi blog, si no que es compartido con el compañero y sin embargo amigo Olaf. A la sazón el que escribió el post anterior ;)

Ahora a la parte vínica. En efecto hay casos como el que apuntas y ese precio del Martín Berdugo parece excesivo. Por otro lado hay lugares en los que se penaliza más los vinos habitualmente baratos en tienda, estrechando el margen entre estos y los que suelen ser más caros. De este modo promueven el que se consuma más de unos vinos frente otros.
No es menos cierto, en cualquier caso, que muchos sitios multiplican todos los precios por 3, en plan tarifa plana, y se quedan tan panchos.

Saludos,

Jose

José Luis Giménez dijo...

Ciao caro Joan.
Ya he leido la nueva reseña en Weirdo e incluso a mi, que bebo poco vino dulce, me dan ganas de probarlo.

Por lo demás, vemos diariamente como esfuerzos destacables en este campo se pierden sin recompensa. Al menos que no todos queden sin reseña.

Saludos,

Jose

José Luis Giménez dijo...

Hombre Sibaritastur, ladroneees... digamos personas carentes de moral profesional ;)

En efecto es complicado el copeo de vinos y por ello destaco lo amplio de la oferta de la Enopateca. En cualquier caso sí quiero destacar también que esos argumentos que indicas son los mismos que utilizan en algunos lugares para autojustificarse con respecto a lo escaso de su oferta de vinos por copas, por el precio de la copa que hace que con 2 copas ya hayan amortizado la botella... Luego llega la retahila del inmovilizado, lo caro que son las copas y decantadores (debe ser que los platos, cuchillos y tenedores son gratis...) y todo ese bla, bla que conocemos todos ;)

Saludos,

Jose

ekik dijo...

Me parece correcto lo de poner el nombre ;-) que demasiado deshumanizado está este mundillo de internet como para hacerlo aún más!! Soy kike, y suelo leerte a menudo por el motivo que te indiqué: hablar claro de aquello en lo que otros utilizan poesía...de la mala.

Y al hilo del resto de comentarios, he de decir, que cuando veo esos precios en un restaurante directamente no pido vino, una cosa es que me encante el vino y otra distinta es que se me quede cara de tonto viendo como me "estafan".
Salu2

José Luis Giménez dijo...

Hola Kike y bienvenido, porque creo que es la primera vez que pasas por aquí.

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Me gusta el vino, sí, pero eso no significa que asuma que ha de beberse a cualquier precio. Si este o el servicio no lo considero adecuado no tengo ningún problema en tomarme una cerveza y agüita del grifo.

Saludos,

Jose

cuatro especias dijo...

Cuanta verdad hay en tus palabras.
No conocía ese sitio, pero da por hecho que pasados unos días, y en cuanto disponga de más tiempo, indagaré y me informaré de todo.
Siempre es una maravilla leerte.
Dar información, es algo que valoro en alto grado.
Un abrazo

José Luis Giménez dijo...

Hola 4E,
ya lei en tu blog que estabas (tú y las otras 3 especies supongo ;) bastante estresada.
Ya sabes, pásate por aquí cuando gustes.

Saludos,

Jose

Nosso Vinho dijo...

Hi, your blog was added in my Blog nossvinho.com (a brazilian wine blog in Portuguese based on friends opinion).
At: http://nossovinho.com/?p=2170
Could you change links with nossovinho.com ?
Regards

Paulo