miércoles, 27 de febrero de 2008

Rioja Moderno vs. Clásico

De nuevo un miércoles enológico de catálisis. La semana pasada alguno de mis compañeros se sorprendió de que hubiese vinos de estilo moderno. Esto me dio la idea para el tema de esta semana. pujanza-albinaEl presupuesto, unos 25€ para los dos vinos. Vi que el Viña Albina reserva estaba a 8.60€ y pensé dedicar mas presupuesto al de estilo moderno, ya que normalmente suele andar mas subidos de precio. Finca Allende, Artadi Viñas de Gaín y Pujanza fueron las opciones, al final me decanté por el Pujanza, que no lo conocía todavía. Un vino elaborado 100% tempranillo, fermentación en Inox. y maloláctica parcialmente en barrica, que sufre luego una posterior crianza de unos 14 meses en barrica de roble francés nuevo. Con 14% de alcohol, cumple bastante bien la receta de los vinos modernos. Contrastará con el Albina, que usa roble americano no nuevo, aunque muchos mas meses y con un alcohol mas comedido. Quizá fue darle ventaja al moderno, pero dado que muchos conocen mis gustos, prefería que fuese así, para no ser tachado de manipulador. Los vinos los serví tapados y pasé una pequeña encuesta antes de decir yo nada, para ver como responde un público con ninguna influencia de los críticos internacionales ante ambos estilos.

Viña Albina reserva 2001, 13%

Color rojo rubí de media capa bastante brillante. En nariz no es muy intenso, leves notas de fresa y cereza, alguna nota especiada de clavo, algo de hoja de tabaco, suaves balsámicos, cueros y maderas viejas, sobre una ligera mineralidad arcillosa. En boca tiene buena acidez y frescura, fruta jugosa, un tanino suave y un final no muy largo. No esta mal, correcto para comer con él, pero algo corto en boca, no tiene mala RCP.copas

Pujanza 2004, 14%

Color rojo picota amoratado muy intenso, casi opaco. Comienza muy cerrado en nariz (y eso que lo abrí una hora antes), poco a poco va asomando una fruta mas negra que roja bien madura, sobre unos balsámicos muy marcados y tostados, regaliz y chocolate, alguna nota floral y algo de grafito (lápiz) al final. En boca lo encuentro bastante agresivo, quizá habría que haber decantado, el tanino esta muy marcado, muy secante, la acidez es correcta y el alcohol tambien destaca. Demasiado caro a mi parecer, me ha parecido un vino muy normalito.

Con respecto a la pequeña encuesta, ha habido empate. En preferencias en general, a ciegas, 4 a 4. Sobre el color, aplastante, 7 han preferido la intensidad del Pujanza. En nariz parece que los terciarios han triunfado por 5 a 3. En boca de nuevo empate a 4. Preguntando sobre cual iría mejor con la comida, 5 han contestado que el Albina y 3 que el Pujanza. Resultados poco esclarecedores, tengo un grupo bastante heterogéneo. Eso si, una vez destapados los vinos y confesado el precio de cada uno, casi todos han preferido el Albina. La semana que viene más, y mas barato, no creo que pasemos de 5€ por vino.

8 comentarios:

José Luis Giménez dijo...

Estaba yo esperando este post tuyo :) Tenía bastante curiosidad por ver qué diferencias encontraban "no iniciados" entre ambos estilos. Peeero, tenían que haber probado los vinos con comida para poder calibrar cual va mejor ¿no? ;) Saludos. Jose.

IGLegorburu dijo...

Ah, ¿pero el vino se toma con comida? ¿No es para catas técnicas de esas?...Vaya, qué decepción.

Interesante comparativa e interesantes resultados.

Un saludo

José Luis Giménez dijo...

Pos claro que no Iñaki, ¡parece mentira! los vinos de Alta Extor...estoooo.. Expresión son para tomarlos solateras, son esa cosa que llaman los modennnos:Vinos de Meditación. Eso sí, vete tú a saber qué vainas meditas... Algo más en serio, el que gente no tan 'chalá' como nosotros diga lo que piensa de tipos de vinos es toda una experiencia. ¡Me encanta escucharles! Saludos. Jose.

IGLegorburu dijo...

A mi es que no me gusta ver qué vainas medito, si no que me gusta meditar con vainas (a las judías verdes las llamamos así por la capital del mundo, es decir, Bilbao) :-))

Ya le conté un día a Olaf lo que me encanta probar vinos con gente alejada de esta afición.

Saludos

Olaf dijo...

Pues si, aqui estamos el gurpo de cata del tuper de nuevo, reconozco que disfruto mucho, aunque en ocasiones tengo la sensación de estar contaminandolos con mis ideas. Y eso que siempre recalco que lo mio no es mas que una opinión, que lo importante es lo que a ellos les guste. La semana que viene podré una foto de nuestras catas "técnicas", la de hoy ha salido un poco oscura.
Me voy a meditar mientras ceno con un Primica de Borsao. ¿Se puede meditar mientras se cena? buff, que dificil.
Saludos

Olaf

J. Gómez Pallarès dijo...

Mientras se cena se puede hacer lo que se quiera, siempre dependerá de la cantidad de niños y esposas que uno tenga alrededor (qué tranquilidad da saber que mi santa no pasa por aquí!!!).
Bromas aparte, he leído con mucha clama y atención este estupendo comentario, Olaf. Y esto de tener un grupo de este estilo y someterles (entre comillas) a experimentos vñinicos tipo Dr. Moreau me parece interesantísimo!!!
Los resultados dan que pensar de veras: que un vino no sea considerado para comer es como para reflñexionar, sí!!!, y mucho. Y que la mayoría (simple) se decante por el "clásico" para algo que, para mí, no es concebible de otra forma (para entender de verdad a un vino hay que tomarlo comiendo; otra cosa son las catas en ayunas, que tienen otros fines), es decir, comer y beber vino, es motivo de reflexión casio claustral. Propongo la nueva hospedería del monasterio de Poblet, con unas cuantas docenas de vinos de alta Ext- / expr-, etc., cjunto con unos cuantos vinos naturales (por decirlo a la francesa), y a ver a qué conclusión llegamos. Con comidas, por supuesto.
Saludos
Joan

Olaf dijo...

Bueno, tampoco creo que los resultados de esta mini encuesta deban ser tomados tan en serio, sobretodo la pregunta del vino y comida. Hay que tener en cuenta que es una pregunta complicada. La gente lo que contestó fue básicamente, el que mas les gustaba. Pero me tocó explicar un poco que significaba esa pregunta.
Hubo otro comentario interesante de alguno de los que prefería el Pujanza. La razón fue que se apartaba de lo que él conocía. El Albina en cierto modo es mas similar al vino que se suele beber en las casas españolas, al menos hasta hace poco. El estilo del Pujanza, mas concentrado, si no has probado muchos vinos sorprende. Lo malo viene despues cuando bebes mas vinos del mismo estilo y comienzas a darte cuenta de que todos son muy parecidos. Por ejemplo este Pujanza recordaba en cierto modo a los mediterraneos de la semana pasada y eso que estamos hablando de zonas distintas, variedades distintas...
Saludos
Olaf

José Luis Giménez dijo...

Cuando bebo vinos con personas que no suelen hacerlo o que no andan por este mundillo me suelen preguntar mi opinión desde que cojo la copa. Siempre rehuso decir nada hasta que no hemos terminado de cenar y entonces mi respuesta es sencilla. ¿Ha sobrado vino? Si no ha sobrado es que os ha gustado!
Por mucho que se empeñen vinos "concentrados", con notables niveles de alcohol y baja acidez no hay Cristo que los maride! Y el vino sin comidaaaa... pues lo dicho. Saludos. Jose.